English Version | French version

Trabajadores de té en la India: una vida sin dignidad

Con motivo del Día Internacional del Trabajo, la Red Mundial por el Derecho a la Alimentación y la Nutrición (GNRTFN) lanza un informe en el que se denuncian las terribles condiciones de trabajo y de vida que enfrentan las personas que trabajan en las plantaciones de té en Assam y Bengala Occidental, dos de las mayores regiones productoras de té de la India.

En base a los resultados de una misión de investigación organizada por la Red, en  “A life without dignity - the Price of your cup of tea” (“Viviendo sin dignidad, el precio de tu taza de té”) se subrayan las violaciones de los derechos humanos y los abusos que las personas trabajadoras de las plantaciones de té en la India vienen sufriendo durante generaciones, centrándose particularmente en la violación de su derecho a una alimentación adecuada y a la nutrición (RTFN) y otros derechos relacionados. En este informe también se reflejan los años de trabajo de dos de los miembros de la Red, la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA) y la Campaña por el Derecho a la Alimentación en India.

Los resultados de la misión demuestran que los trabajadores no están recibiendo unos salarios adecuados que les permitan vivir con dignidad. Además, las condiciones de trabajo son muy duras y físicamente extenuantes. Al no disponer de equipos de protección, aquellos que se encargan fumigar los arbustos del té se ven periódicamente expuestos a los efectos de los pesticidas. Las mujeres recolectoras del té –alrededor de la mitad de la fuerza de trabajo - sufren la constante violación de sus derechos humanos. Por norma general, las mujeres trabajadoras en las plantaciones sufren la violación de su derecho a la protección de la maternidad y de sus prestaciones por el mismo concepto, a la par que experimentan una discriminación generalizada en su puesto de trabajo. Su salario es inferior al de los hombres, y sus oportunidades para promocionar son escasas, si no inexistentes. Estos abusos sufridos en el lugar de trabajo se ven agravados por las violaciones sistemáticas de los derechos humanos, inherentes a sus condiciones de vida. 

Aunque la Ley de Trabajo en las Plantaciones confía a las propietarios de las plantaciones la responsabilidad de proporcionar las necesidades básicas a los trabajadores y sus familias, incluyendo acceso a agua potable, asistencia sanitaria, educación y vivienda, la realidad es muy distinta. Las viviendas se encuentran en mal estado y no disponen de instalaciones sanitarias o agua potable, y sus hijos e hijas no reciben una educación adecuada. Estas familias, que no quieren que sus descendientes vivan en las mismas condiciones que sus antecesores trabajan muy duro para proporcionarles una buena educación. Con bastante frecuencia, los padres enfrentan enormes obstáculos en toda etapa de desarrollo de sus hijos. Las medicinas y la asistencia sanitaria no están al alcance de cualquiera, física o económicamente, y lo mismo sucede con otras necesidades básicas como el agua potable, las instalaciones de saneamiento o la electricidad. 

La falta de estabilidad laboral parece ser la causa fundamental que obliga a a los trabajadores a depender de las plantaciones. Al no contar los trabajadores con ningún derecho legal sobre los terrenos o sobre las viviendas, cualquier persona del equipo de administración está facultada para expulsarles del trabajo y de la plantación en cualquier momento. Esto se traduce en que los trabajadores, y especialmente las mujeres, continúen trabajando a cambio de unos salarios  extremadamente bajos para poder mantener la única vivienda que poseen, pues en los últimos 200 años los vínculos que mantenían con la que era su tierra ancestral han desaparecido. Como resultado, continúan trabajando en un estado de esclavitud, con temor para organizarse y  para luchar por la mejora de sus condiciones de trabajo, ya que la protesta puede desembocar en el desalojo de sus hogares.

Al promulgar la Ley de Trabajo en las Plantaciones, el gobierno de la India ha formalizado el mismo sistema que viene manteniendo la dependencia de los trabajadores del té de los propietarios. Esta dependencia se muestra más evidente y brutal cuando las plantaciones se cierran, tal y como ha sucedido en Bengala Occidental. Sin ahorros y sin ningún sitio a donde ir, los trabajadores se ven obligadas a tomar unas medidas drásticas para asegurar su supervivencia y, en casos llegan a morir de hambre.

Entre sus recomendaciones más importantes, la Red ha realizado un llamamiento al Estado de la India para que se tomen de manera inmediata las medidas que puedan garantizar los derechos humanos de los trabajadores en las plantaciones de té, especialmente en lo relacionado con el derecho a la alimentación y a la nutrición, la vivienda, el agua, las instalaciones de saneamiento y la educación, en línea con la legislación nacional e internacional, bajo consulta con las personas involucradas. Cualquier decisión que se tome en relación con el futuro de las plantaciones de té, incluyendo alternativas estructurales, debe incluir en todo el proceso la participación de los trabajadores. Enfatizando los negativos impactos que el abandono (cierre) de las plantaciones tiene sobre los trabajadores y sus familias, la Red también exige a la India que preste atención urgente a este asunto y adopte las medidas necesarias.

 

Pueden encontrar el informe aquí (disponsible en inglés y actualizado en junio del 2016)

NOTAS PARA LOS EDITORES:

 

  • La misión de investigación visitó las plantaciones de Assam y Bengala Occidental entre el 27 de noviembre y el 4 de diciembre de 2015. Las conclusiones preliminares se presentaron en dos conferencias de prensa en Kolkota y Nueva Delhi.
  • La Red es una iniciativa de organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales (personas campesinas, pescadoras, pastoras, personas sin tierra, consumidores, pobres urbanos, agricultores y del sector de la alimentación, mujeres, jóvenes y pueblos indígenas), que han reconocido la necesidad de actuar en conjunto por la realización del derecho humano a la alimentación y a la nutrición.

 

Si desean obtener una mayor información sobre la misión, por favor, contacten con Los medios también pueden contactar con delrey[at]fian.org 
Más información de la

Red Mundial por el Derecho a la Alimentación y a la Nutrición